Pasar al contenido principal

Tecnología

El Método Tomatis® es un programa de escucha original que se aplica mediante unos aparatos dotados de una tecnología única: el Solisten®, la TAP o el TalksUp®. El TalksUp® es una herramienta profesional compacta e innovadora que trata de forma instantánea la voz y la música para producir fielmente “el efecto Tomatis®”. Desde el sistema de báscula electrónica (Electronic Gating®) desarrollado por Alfred Tomatis, la tecnología no ha dejado de mejorar hasta alcanzar una precisión y una eficacia óptimas. El TalksUp® integra todos los parámetros del Método Tomatis®. Se trata, por tanto, de la herramienta más avanzada y eficaz con la que cuentan los profesionales Tomatis®.

Tomatis Electronic Gating bascula

El Electronic Gating® (la báscula electrónica)

Cuando la escucha está alterada, el cerebro no presta la debida atención a los sonidos que el oído le transmite. De hecho, ni siquiera consigue analizarlos correctamente a pesar de que los oye. Por tanto, resulta necesario restablecer la escucha ayudando al cerebro a prestar más atención al mensaje sensorial. No obstante, el cerebro es especialmente sensible ante cualquier cambio repentino que no logre anticipar. Por ejemplo, si el perro del vecino ladra por enésima vez, es poco probable que le preste una atención especial porque ya se ha acostumbrado a él. Pero si se pone a maullar de repente, ¡el efecto sorpresa va a desencadenar automáticamente su interés! Este cambio inesperado provoca que su cerebro escuche.

Del mismo modo, durante las sesiones de escucha Tomatis®, la música cambia repentinamente de tonalidad, de timbre y de intensidad, manteniéndose fiel al ritmo y a la melodía. Estas modificaciones son prácticamente imprevisibles para su cerebro y, por ello, generan un efecto sorpresa. El cerebro intenta descifrar, poco a poco, estos efectos de cambio. Por tanto, desarrolla mecanismos de detección de las modificaciones que son muy importantes para mantener la atención.

Desde el punto de vista tecnológico, el TalksUp® está equipado con un procesador único que divide la transmisión del sonido en dos canales independientes. Cada canal incluye unos ajustes específicos. En función de la intensidad y de las frecuencias de la música o de la voz, el sonido va a bascular repentinamente de un canal hacia el otro y, posteriormente, volver al canal inicial. Este vaivén entre dos canales se llama “Gating®”. La velocidad de esta báscula la calibra el profesional para lograr que el cerebro aprehenda estos cambios correctamente.

La báscula electrónica es simple y llanamente indolora. Por ello, entrena eficazmente al cerebro para que, poco a poco, preste una mayor atención. El primer efecto de Gating® lo desarrolló Alfred Tomatis en los años 50, en una máquina llamada “Oído Electrónico”. Desde entonces, el Gating® es mucho más preciso y potente, gracias, sobre todo, a los avances digitales. El TalksUp® integra una nueva generación de procesadores en miniatura que son capaces de tratar, instantáneamente, la música y la voz.

Air and bone conduction

Las conducciones aérea y ósea

El sonido es una vibración. Cuando esta vibración se propaga en el aire, se habla de “conducción aérea”. De este modo, se perciben naturalmente los sonidos externos. Digamos que es la manera clásica de escuchar música con unos cascos. Sin embargo, cuando esta vibración se propaga por el hueso, se habla de “conducción ósea”. Puede parecer sorprendente pero se trata, sencillamente, de la forma natural que tenemos de escuchar nuestra propia voz cuando hablamos. Si desea hacer una prueba, tápese los oídos y hable. Se dará cuenta de esta vibración que transmite, claramente, el sonido de su propia voz por el cráneo. De hecho, nos escuchamos principalmente a través del hueso de nuestra cabeza. Esta vibración es muy diferente de la que se transmite por el aire. Por ello, debido a esta transmisión interna, no reconocemos nuestra voz en una grabación sonora externa.

Durante las sesiones de escucha Tomatis®, un casco especial transmite la música y la voz tanto por conducción aérea como por transmisión ósea. El sonido llega, en consecuencia, al canal auditivo por los auriculares que se ponen en cada oído y por un vibrador que está en contacto con la parte superior del cráneo.

Además, esta doble transmisión del sonido no tiene que ser obligatoriamente simultánea, sino que se puede retrasar unas décimas de segundo. El profesional Tomatis® puede ajustar la transmisión para permitir que el sonido se propague previamente por vía ósea y, posteriormente, por vía aérea. De este modo, el sistema auditivo se prepara para recibir el estímulo sonoro por vía aérea. Cuando se advierte al cerebro de la llegada del sonido gracias a la conducción ósea, se facilita el análisis del mensaje sensorial sonoro. Progresivamente y durante todo el programa de escucha, se reduce el tiempo que existe entre la transmisión del mensaje por vía ósea y aérea.

La primera conducción ósea se aplicó en los cascos Tomatis® en los años 80. En la actualidad, se utiliza esta tecnología en la industria médica (implante coclear), militar (casco de transmisión en intervención sobre el terreno) y en la industria del ocio (gaming, Google Glass®)…

Tomatis La música y la voz

La música y la voz

Un programa Tomatis® se divide normalmente en escucha musical pasiva y en ejercicios de repetición en voz alta.

La música procede principalmente de las obras de Mozart. Puesto que la música de Mozart es dinámica y rica en armónicos, por tanto en sonidos agudos, se adapta perfectamente al funcionamiento de la báscula electrónica. Además, esta música se somete, previamente, a numerosas modificaciones, entre las que destacan ciertos filtros específicos encargados de la estimulación cerebral. El profesional Tomatis® determina la naturaleza del filtro y el orden de los fragmentos de la música en función de las prioridades que haya determinado en la entrevista previa.

Por último, téngase en cuenta que la mayoría de los adultos y de los niños, independientemente de su cultura y de los gustos musicales, aceptan la música de Mozart, por lo que es la base ideal para el TalksUp®. No obstante, el Método Tomatis® no debe reducirse, en ningún caso, a utilizar únicamente la música de Mozart filtrada. Todos los parámetros del TalksUp® son fundamentales para producir el efecto Tomatis®. Por ello pueden proponerse otras músicas como valses o fragmentos de rimas.

Durante los ejercicios de lectura y de repetición, la voz de la persona es tratada en directo mediante la báscula electrónica, del mismo modo que la música. Así, el usuario escucha su propia voz modificada con el efecto Tomatis®. Como respuesta, modifica instantánea e inconscientemente su elocución. Se trata, pues, de actuar en el bucle audiovocal que puede verse afectado cuando la escucha está alterada. En breve, al restaurar el modo en el que se percibe su propia voz, se restaura el modo en el que se emite. Por ello, numerosos artistas y profesionales de la voz reconocen la valía del Método Tomatis®.

Tomatis Method Auditory laterality

La lateralidad auditiva

Aunque todos tengamos dos manos, dos pies y dos ojos, uno de ellos domina sobre el otro. Podemos ser indistintamente diestros o zurdos desde el punto de vista de las manos, de los pies o de los ojos. Así funciona también en el caso de nuestros oídos: uno de ellos trata la información más rápido que el otro. Sin embargo, el predominio de un oído sobre el otro no es anodino ya que no están conectados con las mismas partes del cerebro.

El oído izquierdo está relacionado con la parte derecha del cerebro, mientras que el oído derecho lo está con la izquierda. Sin embargo, la parte derecha e izquierda del cerebro no tratan la información sonora de la misma forma.

Numerosos estudios muestran que aunque estén relacionadas la una con la otra, cada parte de nuestro cerebro se ocupa de sus funciones específicas. De hecho, se ha demostrado que el córtex auditivo izquierdo (vinculado con el oído derecho) participa en la comprensión del lenguaje oral y el razonamiento lógico, mientras que el córtex auditivo derecho (vinculado con el oído izquierdo) se encarga de la percepción emocional y musical. Por tanto, dependiendo de si somos diestros o zurdos auditivos, el circuito de análisis del mensaje puede variar e influir en la manera en la que tratamos la información.

El profesional Tomatis® determina la lateralidad auditiva mediante unas pruebas de escucha específicas. Actualmente, se reconoce claramente que el predominio del oído derecho sobre el izquierdo mejora las facultades de aprendizaje y de comunicación de la persona. Gracias a unos ajustes específicos, el Método Tomatis® puede favorecer el desarrollo natural del oído derecho, modulando específicamente la intensidad del sonido en cada oído.

La lateralidad auditiva se aplicó en el Método Tomatis® en los años 60. Desgraciadamente, hay muy pocas investigaciones sobre este tema. El trabajo sobre la lateralidad auditiva con el Método Tomatis® no tiene un carácter sistemático.

 

Tomatis Method The Mother-s Voice

La voz materna

Desde la decimoctava semana de gestación, el feto es capaz de escuchar. Percibe principalmente la voz de su madre que le llega por conducción ósea mediante la columna vertebral. Por eso, se ha demostrado que, a las pocas horas de su nacimiento, el bebé reacciona más a la voz de su madre que a la de cualquier otro. El feto, y posteriormente el bebé, integran progresivamente de forma auditiva todas las características de la voz materna: su timbre, su intensidad, su ritmo, su color… Se trata, en definitiva, de una fuente fundamental de estimulación sensorial. Asimismo, fija las emociones que le transmite esta voz.

En algunos casos específicos y cuando sea posible, el profesional Tomatis® podrá proponer grabar la voz materna con un equipo particular. Posteriormente, se somete esta grabación al tratamiento de la báscula electrónica, sumándole unos ajustes adecuados. El objetivo es restablecer una relación primaria entre esta voz y la experiencia del individuo.

El tratamiento sonoro de la voz materna se utiliza actualmente en numerosos centros que abordan los trastornos del espectro autista. Solo lo propone el profesional tras numerosas sesiones de escucha Tomatis® y nunca de forma sistemática.

 

Escuche un extracto musical filtrado con el Electronic Gating®

Gating® Effecto

00:00

Audio Canal 1Timbre grave

Audio Canal 2Timbre agudo

Play Pause Stop