Pasar al contenido principal

Historia

Del primer Oído Electrónico presentado en la Exposición Universal de Bruselas en 1958 al TalksUP® que se utiliza actualmente para producir el efecto Tomatis®, la tecnología Tomatis® no ha dejado de perfeccionarse. Se inscribe en la propia historia de su fundador y de su legado póstumo.

  • Alfred Tomatis Historia

    Alfred Tomatis nace en Francia. Hijo de un cantante lírico, crece en un entorno musical.

    1920 – 1950

    Alfred estudia Medicina y se especializa en Otorrinolaringología. Constata que muchos problemas vocales son debidos a problemas auditivos. Su teoría según la cual “la voz solo produce lo que el oído oye” es la piedra angular de todas sus investigaciones y de su Método.

  • Alfred Tomatis Historia

    Alfred Tomatis crea el primer Oído Electrónico

    1950 – 1960

    En esta época, se presentan las “leyes Tomatis” en la Academia de las Ciencias de París. Estas leyes establecen la relación entre la audición y la fonación y, por extensión, entre la escucha y la comunicación. Estos descubrimientos animan a Alfred Tomatis a desarrollar un dispositivo pedagógico que permite a los cantantes con problemas vocales recuperar su calidad vocal de forma permanente. Este dispositivo pedagógico, que se basa en un sistema electrónico de báscula del sonido para estimular el oído, se conoce como “Oído Electrónico".

    El primero Oído Electrónico se presenta en la Exposición Universal de Bruselas y gana la medalla de oro de la investigación científica.

  • Alfred Tomatis Historia

    Se personaliza el Oído Electrónico para ampliar los ámbitos de aplicación del Método Tomatis®

    1960 – 1970

    El análisis del mensaje sonoro por el oído y el cerebro conlleva una dimensión emocional. De hecho, es ésta la que va a permitir distinguir la audición de la escucha. Desde entonces, el campo de aplicación del Método Tomatis® se amplía notablemente e incluye los trastornos emocionales, los trastornos de aprendizaje y los trastornos del lenguaje. Por otra parte, el aprendizaje de las lenguas extranjeras depende de la integración perceptiva de su musicalidad (ritmo, sonoridad, timbre…). Por ello, en los años 60, se añaden muchos nuevos parámetros al Oído Electrónico que permiten personalizar los ajustes según las necesidades de la persona.

    A su vez, la publicación del primer libro de Alfred Tomatis, L’oreille et le langage, en 1963, le permite dar a conocer su trabajo ante el gran público.

  • 1970-1980

    Gracias a la puesta a punto de los cascos con conducción ósea y de una herramienta de evaluación, el Método Tomatis® se afianza y demuestra su eficacia

    1970 – 1980

    Durante los 70, además de la conducción aérea clásica, se añade la conducción ósea a los cascos. De este modo, se permite aumentar la eficacia de la transmisión del sonido y su análisis por parte del cerebro. Este avance técnico se acompaña del desarrollo de un aparato específico de test de escucha (TLTS) usado como herramienta de evaluación. Éste permite generar un perfil de escucha para cada individuo y evaluar con más facilidad sus progresos.

    En este mismo periodo, se publican varias obras, entre ellas, el best-seller L’Oreille et la Vie en 1977. Fruto del éxito del Método, se crea un centro de formación profesional que recibe terapeutas de Francia, Suiza y Canadá. Posteriormente, se extiende por el mundo entero.

  • 1980-1990

    El Oído Electrónico integra nuevos parámetros esenciales

    1980 - 1990

    Durante los años 80, el Oído Electrónico no deja de perfeccionarse con la integración de nuevos parámetros como el retraso, la precesión, la lateralidad y filtros nuevos. Dichos parámetros son totalmente personalizables y pasan a ser imprescindibles para la aplicación del Método Tomatis®. Al igual que el Oído Electrónico, varios de estos parámetros están patentados.

    En esta época, el Método Tomatis® se desarrolla considerablemente con la apertura de centros en numerosos países europeos, así como en los Estados Unidos y México. Además, se publican varias obras como L’Oreille et la voix, Pourquoi Mozart ?, Les Troubles scolaires, 9 mois au Paradis…

  • Tomatis Historia

    El Método Tomatis® entra en la era digital

    1990 - 2000

    Hasta este momento, el Oído Electrónico se basa en el tratamiento analógico del sonido. A iniciativa de  Alfred Tomatis, se experimenta con los primeros filtros digitales en el centro Tomatis® de París. Los resultados son muy convincentes y abren el camino a otros desarrollos.  

    La década de los 90 representa un antes y un después ya que Alfred Tomatis comienza a preparar, poco a poco, a su hijo Christian para que continúe con el Método. Juntos homogeneizan los procedimientos y la formación para ofrecer una aplicación estándar del Método en todo el mundo. En ese mismo período, se firma un acuerdo de colaboración con el famoso Instituto de Fisiología y Patología Auditiva de Varsovia dirigido por el profesor Skarzynsky. Esta asociación dará lugar a la aplicación del Método en numerosas escuelas de Polonia.

  • 2000-2005

    El Oído Electrónico se convierte en el Tomatis® Audio Pro, con una fiabilidad y una precisión absolutas

    2000 - 2005

    Entre 2000 y 2005, con el desarrollo del aparato Tomatis® Audio Pro, la evolución tecnológica se sitúa en el centro del Método Tomatis®. El Oído Electrónico asiste a una transferencia de la tecnología analógica hacia la digital para permitir una mejora drástica de la calidad sonora de los aparatos, su fiabilidad y precisión. (Si desea más información sobre la diferencia entre el tratamiento analógico del sonido y el digital, pinche aquí). Desde entonces, se reduce considerablemente la duración de los programas de escucha con el Oído Electrónico, sin que su eficacia se vea comprometida.

    Alfred Tomatis fallece el 25 de diciembre de 2001, tras haber cedido el relevo a su hijo Christian Tomatis y a su colaborador Thierry Gaujarengues. Ambos crean la empresa TOMATIS DEVELOPPEMENT S.A. A raíz del fallecimiento de Christian Tomatis el 9 de agosto de 2002, Thierry Gaujarengues toma las riendas de la empresa.

  • Tomatis Historia

    Se perfecciona el test de escucha y se miniaturiza el Oído Electrónico

    2005 - 2010

    El test de escucha se calibra, desde esta fecha, en 35 frecuencias y no en 11. Este cambio permite a los profesionales Tomatis® alcanzar un mejor conocimiento del perfil de escucha de sus clientes. Asimismo, les permite afinar los programas de los clientes y observar los resultados de forma inmediata.  En la misma época, la miniaturización de los componentes del Oído Electrónico impulsa el desarrollo de un aparato portátil innovador, llamado Solisten®. Este equipo reproduce fielmente el efecto Tomatis®  y ofrece la posibilidad de realizar sesiones de escucha en casa. Está disponible para los profesionales certificados.

    El Método Tomatis® continúa su expansión, principalmente en centros escolares. Entre 2005 y 2010, gracias a la financiación de la Unión Europea, 220 escuelas públicas y privadas se equipan con aparatos para aplicar el Método Tomatis® y combatir, así, el fracaso escolar.

  • 2011-2015

    Con la revolución del Solisten® primero y del TalksUp® después, el Método Tomatis® es cada vez más accesible y eficaz

    2011 - 2015

    El TalksUp® sigue en la línea marcada por el Solisten®: proponer una versión miniaturizada del Oído Electrónico para adaptarse mejor a las necesidades de la vida moderna. El TalksUp® es un aparato simple y potente a la vez, que evoluciona en función del nivel de formación. Está equipado con un sistema de Oído electrónico miniaturizado y de última generación que procesa la música y la voz en tiempo real para producir el efecto Tomatis® con todos los parámetros propios del Método.

    Desde 2010, se celebran más de 40 formaciones profesionales al año en los cuatro rincones del mundo. TOMATIS DEVELOPPEMENT S.A. se esfuerza para que el Método sea cada vez más accesible, más comprendido y, por supuesto, más eficaz.

  • 2017 - ...

    Escribamos juntos el futuro del Método Tomatis®

    2017 - ...